Archivo de abril de 2013

A mal tiempo, buena cara

No, la verdad es que no están teniendo mucha suerte los cruceristas que llegan a Valencia este fin de semana. Tenemos encima una borrasca potente, hace fresco para las fechas en que estamos, y llueve con bastante intensidad. Incluso se ha declarado prealerta en la costa, lo que indica que hay un oleaje notable. Pero ese tiempo, que por otra parte es común a todo el Mediterráneo occidental, no ha impedido que cientos de turistas del mar bajen a tierra. El domingo, docenas de autobuses trabajaron sin parar, entre la ciudad y el puerto, para que los interesados en conocer Valencia, que eran muchos, cumplieran con su objetivo. Solo en el puente de Les Arts, frente al IVAM, había estacionados, a mediodía del domingo, media docena de autobuses. De modo que, a mal tiempo, buena cara. En tres días de puente, Valencia va a tener cinco grandes buques en puerto, con más de 13.000 personas a bordo; y eso, se diga lo que se diga, es muy bueno para la ciudad…

Los buques que el domingo han echado amarras en Valencia son el Oriana, el Costa Fortuna y el Aidamar. El primero, un veterano de 1995, es un elegante barco de la compañía P&O. El conocido Costa Fortuna, venía directo de Lisboa; el Aidamar, tan atractivo con su gran ojo pintado en las amuras, llegó desde Palma. Como todavía es baja temporada, todos están haciendo viajes de  crucero muy económicos, con grandes descuentos. Y ya se sabe que en estas fechas está garantizado todo el bienestar posible… pero no hay seguro de sol.

El lunes, 29 de abril, llega el majestuoso MSC Opera, que empieza temporada. Y el martes, como todos los martes, puntual como un tren suizo, un grande-grande de verdad, el MSC Splendida; un buque de casi cuatro mil plazas, con todas las comodidades imaginables, con tantos restaurantes, salones, tiendas y piscinas que es imposible conocerlo todo en solo una semana de viaje y hay que reengancharse. (En la foto, el veterano y elegante Oriana)

QUANTUM OF THE SEAS: El Nuevo Crucero de Royal Caribbean Hará Su Debut en 2014La compañia de cruceros con sede en Miami, Royal Caribbean International, ha revelado detalles de su más nueva adición, listo para navegar el próximo año 2014, el Quantum of the Seas, un gigantesco y ultra-lujoso barco de 18 cubiertas que puede llevar más de 4,000 pasajeros.

QUANTUM OF THE SEAS: El Nuevo Crucero de Royal Caribbean Hará Su Debut en 2014Entre algunas de las características innovadoras está una cámara controlada que puede simular la sensación de paracaidismo; un ascensor de cristal que lleva los pasajeros a 90 metros sobre el mar; y un increíble espacio que tiene dos funciones, una atracción de carritos chocones y una pista de patinaje.

QUANTUM OF THE SEAS: El Nuevo Crucero de Royal Caribbean Hará Su Debut en 2014Vea fotos de un mini-recorrido virtual que ofrece una representación artística de la más nueva generación de cruceros de lujos, que cambiarán la industria.

QUANTUM OF THE SEAS: El Nuevo Crucero de Royal Caribbean Hará Su Debut en 2014North Star ↑
Una de las atracciones estrellas del nuevo Quantum of the Seas; la cápsula de cristal podrá elevar a los invitados a alturas de 90 metros sobre el nivel del mar.

QUANTUM OF THE SEAS: El Nuevo Crucero de Royal Caribbean Hará Su Debut en 2014Bumper to bumper
Considerado como el primero, los invitados podrár ir “bumper to bumper” en el SeaPlex, un espacio de multi-funcional de entretenimiento.

QUANTUM OF THE SEAS: El Nuevo Crucero de Royal Caribbean Hará Su Debut en 2014RipCord
Otra exclusiva:  paracaidismo en una cámara controlada.

QUANTUM OF THE SEAS: El Nuevo Crucero de Royal Caribbean Hará Su Debut en 2014Two70º
Nombrado así por las increíbles vistas panorámicas de 270º ofrecidas por los ventanales que van de piso a techo, el salón Two70º funciona como un lugar de reunión y relajamiento para los invitados.

QUANTUM OF THE SEAS: El Nuevo Crucero de Royal Caribbean Hará Su Debut en 2014The Royal Loft
La suite “Royal Loft” es una ultra-lujosa suite de dos niveles con un comedor espacioso y una área de estar para entretenimiento, una terraza privada y vistas al océano.

Via: Luxuo