Archivo de febrero de 2015

Se suele decir que es mejor tener un amigo con barco que tener barco, pero en esta ocasión no puedo decir lo mismo. Quiero tener un barco!!! Pues sí y ahora te comento por qué.

Un día en barco por los Canales de Londres

Regent´s Canal, Londres

En nuestra estancia en lóndres el verano pasado tuvimos la suerte de ser invitados a pasar un día en barco por los canales de Lóndres. Estábamos encantados, éramos de los que pensábamos que la única manera de cruzar Lóndres era por los medios normales, bus, metro, bici….. así que nos llevamos una grata sorpresa.

Un día en barco por los Canales de Londres

Regent´s Canal, Londres

Lóndres alberga, ocultas tras sus edificios, huellas de su pasado industrial.  A finales del siglo XIX, con la Revolución Industrial, se construyeron una serie de canales que conectaban directamente con las rutas fluviales y ferroviarias. Jugaron un papel muy importante en el trafico de materias primas hasta las estaciones de ferrocarril mas destacadas, especialmente la de King`s Cross, para recibir el carbón trasportado desde las minas del norte.

Un día en barco por los Canales de Londres

Puente en el Regent´s Canal, London

Nuestra barcaza nos esperaba en el Canal junto a la estación de Padignton, así que cogimos el metro desde Walthastown, que era donde nos alojamos, hasta esta estación. Nuestra hija Violeta estaba muy ilusionada, llevaba todo el día anterior hablando del barco, así que no tuvo ningún reparo a la hora de embarcar. Los carritos de las niñas los subimos plegados sobre el techo, que es donde sus moradores suelen transportar las bicicletas.

Un día en barco por los Canales de Londres

Duke of Bridgewater, Regent´s Canal, London

El “Duke of Bridgewather”, nombre del barco, pertenece a una pareja encantadora, Gigi y Jon, amigos de Isabel y David, que son quienes nos invitaron a pasar este bonito y diferente día. El interior de la barcaza es diáfano y muy coqueto. Sus dueños viven temporalmente allí, así que a la barcaza no le falta ni un detalle, e incluso dispone de electricidad gracia a unos paneles solares situados en el techo.

Un día en barco por los Canales de Londres

Interior del barco, Regent´s Canal

Un día en barco por los Canales de Londres

Olivia duerme plácidamente.

Un día en barco por los Canales de Londres

Tita Isabel y Violeta en la cocina de la barcaza.

Como a principios del XIX las barcazas no disponían de motor, al borde de los canales se hicieron unos senderos por los que caminaban mulas o bueyes que tiraban de ellos mediante cuerdas. Y cuando pasaban bajo un puente que hacían? Pues los puentes se hicieron con la altura justa para que cupieran las barcazas, con lo que los tripulantes recostados sobre el techo de la barcaza la empujaban apoyando las piernas en la bóveda del puente, si, así de rudimentario!!

Un día en barco por los Canales de Londres

Regent´s Canal, Londres

Un día en barco por los Canales de Londres

Regent´s Canal, Londres

En el Regent’s Canal hay una zona a la que llaman la “Little Venice” (Pequeña Venecia). Es un lugar encantador en el que hay una pequeña isleta llena de patos y ánsares que llamaron la atención de nuestras pequeñas Violeta y Olivia. Algo que recomiendo para los niños es visitar el Teatro de Titeres ” http://www.puppetbarge.com/” que esta en esta zona. En esta zona hay atracados muchos barcos-casa como en el que navegamos, con sus macetitas floridas que les da un toque muy acogedor.

Desde el Canal puede verse algunos animales del Zoo del Regent´s Park http://www.zsl.org/zsl-london-zoo. También se puede ver las bonitas mansiones Victorianas con jardines que dan al canal con sus pequeños barcos fondeados junto a ellas.

Un día en barco por los Canales de Londres

En el recorrido puedes encontrarte restaurantes flotantes en los que saciar tu apetito.

Un día en barco por los Canales de Londres

Barco-restaurante

Este canal pasa por el famoso barrio de Camdem Town, en el que decenas de turistas se asombran viendo como se abren y cierran las esclusas para que las barcazas puedan superar el desnivel existente entre los distintos tramos del canal. En esta zona de Camdem se puede descansar comprando comida “Take Away” Comida para llevar de alguno de los innumerables chiringuitos que ofrecen platos de diferentes lugares del mundo. Desde este barrio se puede coger un barco turístico en el que hacen una pequeña travesía por el canal.

Un día en barco por los Canales de Londres

Camden Town

Un día en barco por los Canales de Londres

Camden Town

Un día en barco por los Canales de Londres

Camden Town

Las exclusas a las que antes me he referido se abren manualmente, con lo que hay que bajarse del barco y girar su mecanismo con una manivela que cada barcaza lleva hasta que se abren y así poder pasar el barco hacia el otro lado. Es un sistema con el que, gracias a la ingeniería hidráulica, se controla el nivel del agua para que el canal no se desborde y permite sortear la distinta altura de los tramos en que se divide el canal.

Un día en barco por los Canales de Londres

Exclusas, Regent´s Canal

Un día en barco por los Canales de Londres

Apertura manual de exclusas. Regent´s Canal, Londres

Nuestro día acabo al llegar a Hackney, cerca de Old Street, un poco mas adelante del paso del canal por la estación de King Cross. Fue un día diferente, comimos, bebimos y sobre todo nos divertimos mucho. Ver a Violeta con ojos como platos viéndolo todo y preguntando por todo, fue una experiencia muy gratificante para nosotros y bastante enriquecedora para ella.

¿A que te animas a conocerlo en tu próxima escapada a Londres?

  • Marvin es de Islas Filipinas.
  • Marvin tiene una fantástica mujer y tres hijos, trillizos.
  • Marvin trabaja como camarero en un barco de crucero.
  • Marvin tiene un IPhone 6.

El mundo está repleto de vidas diferentes, de gentes diferentes con trabajos diferentes, como Marvin, es bueno conocerlos porque muchas veces metidos en nuestras rutinas podríamos pensar que todo es igual, plano, como aquellos antiguos que se negaban, mas por miedo que por desconocimiento, a la evidencia de la redondez de la tierra.

El Iphone 6 de Marvin

De un tiempo a esta parte el turismo de cruceros está haciéndose más y más popular. Lo que antes era un lujo sólo para economías privilegiadas ahora es para muchos una forma de disfrute de sus  vacaciones muy aceptable. Ya se que tiene muchos detractores también, pero hay que reconocer que sin esta alternativa la posibilidad de visitar como turista algunos lugares del mundo se hace un poco difícil, casi imposible; estoy pensando por ejemplo en Muscat en el Sultanato de Omán, Juneau en Canadá, o Manaos en Brasil.

El Iphone 6 de Marvin

En uno de estos barcos navega y vive, desde hace más de quince años, Marvin. Durante al menos nueve meses del año trabaja más de quince horas diarias, sin fiestas y sin fines de semana. Uno tras otro todos los días son iguales para él, lunes, martes…sábados o domingos. Marvin es uno de los mil tripulantes de un barco, así que no es desde luego único, sus condiciones son las mismas o incluso mejores que muchos de sus compañeros de trabajo ya que tiene una antigüedad y una experiencia que le permiten trabajar de cara al cliente, y es feliz por ello porque es de ese tipo de personas con una sensibilidad especial para tratar con la gente, es capaz de fraguar una amistad casi familiar en el tiempo que dura una cena a lo sumo dos. Él sabe percibir en cada semana de crucero con qué familias va a conectar y con cuáles no y tanto lo primero como lo segundo le parece bien porque, como buen conocedor de las personas, es muy respetuoso de las diferentes circunstancias de cada uno.

El Iphone 6 de Marvin

Si algo tiene de bueno un crucero, al menos para mi, es que en alta mar no hay servicio de movil ni wifi (bueno esta última si pero a unos precios que te quitan las ganas). Casi mejor ya que te puedes dedicar a la lectura, la escritura, como yo ahora mismo, la conversación o simplemente a contemplar el mar mientras la nave avanza hacia su próximo puerto de destino. Esta desconexión en los tiempos que corren con tanto watshapp y redes sociales es casi purificante. Pero claro, también necesitamos saber de la familia que dejamos en tierra y que ellos sepan de nosotros.

El Iphone 6 de Marvin

La noche pasada el barco estaba atracado en el puerto. Al sentarnos en la mesa para comenzar la cena nos pide misterioso Marvin que le dejemos nuestro teléfono movil. Asentimos extrañados y tras manipular hábilmente el dispositivo nos dice mientras muestra una sonrisa de oreja a oreja: “Te he conectado a mi móvil que estoy compartiendo mi wifi durante la cena, así podéis mandar mensajes a la familia”. Era casi mayor su alegría que la nuestra que llevamos dos días sin mandar mensaje ninguno. ¡Qué grande eres Marvin!. Al analizar la conexión descubrimos que el movil de Marvin era un flamante IPhone 6. ¿Cómo es posible que un camarero de crucero tenga semejante modernidad?. Le preguntamos y nos contó su increíble historia:

En octubre pasado trabajando en un crucero por el Mediterráneo le tocó atender en una de sus mesas a un encantador matrimonio francés de más de ochenta años. Noche tras noche se contaron sus respectivas vidas, se enseñaron fotos….y al final se encariñaron tanto con él que empezaron a llamarle hijo ya que ellos no habían tenido.

  • “¿Cómo te comunicas con los tuyos?”: Preguntaron.
  • “Me es muy difícil, porque mi teléfono es muy antiguo.”: Respondió.

El 23 de octubre de 2014, cuando el barco atracó en el puerto de Barcelona le pidieron si podría desembarcar con ellos. Y así lo hicieron. Se encaminaron los tres del brazo a la tienda Apple del Paseo de Gracia y allí le regalaron un IPhone 6 de setecientos euros para que pudiera comunicarse con su mujer, sus trillizos, sus hermanas, y también con ellos que eran desde esa día como sus nuevos padres.

Así es como conocimos la maravillosa historia de un generoso matrimonio francés, un IPhone 6 y Marvin. Sus superiores le han recomendado en varias ocasiones para el ascenso a jefe de sala, pero él se niega porque a pesar de que sería mejor puesto de trabajo y mejor sueldo, no quiere perder el trato directo con los pasajeros que le hace ser como es y le permite vivir con una gran sonrisa cada uno de los días de los nueve meses que pasa lejos de su familia de Filipinas creando su nueva y numerosa familia por todo el mundo.

El Iphone 6 de Marvin