Archivo de enero de 2017

Buzios, paraíso todo el año

Buzios es, sin dudas, uno de los destinos más chic de Brasil, o al menos esa es la idea que tenemos los argentinos de la paradisíaca península “fundada” por la icónica Brigitte Bardot o donde  Richard Gere se tomó unos tragos algún verano.

Destino de elite, por sus exclusivos hoteles, restaurantes y bares apuntados directamente al turismo de crucero que llega a las costas de la que en algún momento fue una villa olvidada de pescadores. Allí veranea la elite social carioca y el jet set internacional, claro, pero Buzios es, también un destino por excelencia para mochileros; así que nuestro primer destino encaja a la perfección con el espíritu de este blog, bonvivant para todos.

Buzios, paraíso todo el año

Armação de Búzios (su verdadero nombre) pertenece al estado de Río de Janeiro y se encuentra a 180 km de la ciudad con el mismo nombre. Un destino totalmente desconocido hasta los años 60, época en la que  la famosa actriz francesa Brigitte Bardot y su novio brasileño del momento Bob Zaguri (buscando escapar de los paparazzi) se alquilaron una casa en el, por aquel entonces, pueblo de pescadores para disfrutar de sus paradisíacas islas por 4 meses.

Cuando Brigitte regresó a Francia le dijo a la prensa: “En Buzios no había electricidad ni teléfono, ni agua corriente; apenas el mar, el cielo, una casita rústica y dulce, playas doradas e infinitas, y embarcaciones coloridas con las que los habitantes pescaban en el mar abierto” y, desde entonces, no ha dejado de recibir visitantes de todo el mundo, su principal sostén hoy día.

Buzios, paraíso todo el año

¿Cómo llegar?

Los aeropuertos más cercanos a Buzos son los de la ciudad de Cabo Frío a 40 km y el de Río a 180 km. Se puede llegar por mar, en algún crucero o por carretera desde Río, a través del  Ponte Río-Niterói, seguir por la carretera Niterói-Manilha (BR-101) y entrar en la carretera Río Bonito-Araruama (RJ-124); luego ingresar por la vía Amaral Peixoto (RJ-106) en dirección a Macaé; después de Sao Pedro da Aldeia, virar a la derecha siguiendo la Playa Rasa-Búzios.

La mayoría llega por avión. Particularmente cuando compré los tickets, elegí llegar al aeropuerto de Río por los costes y, desde el aeropuerto de Río fui directo a Buzios en un transporte con modalidad “puerta a puerta” llamado 1001. Se puede tomar este servicio con reserva previa o cuando llegues al aeropuerto (dependiendo de en qué temporada viajes). El ticket Río-Buzios va desde los R$ 60 en adelante (costo que puede variar dependiendo del horario) y, el viaje en tiempo serán unas 4 horas. Un dato importante es que, Yellow Buzios (el hostel donde me hospedé) ofrece el servicio de reserva del transporte desde el aeropuerto de Río a las puertas del hostel.

¿Por qué Buzios?

Las 23 paradisíacas playas de la península te responderán este interrogante. Aguas cristalinas, espesa vegetación, vistas deslumbrantes, extensos días de sol y noches estrelladas hacen del destino un sitio ideal para descansar.

Con mi grupo de viaje hemos recorrido casi todas las playas de Buzios caminando (logramos unos glúteos increibles), si!, caminando, subiendo y bajando esos morros. Pero si no dispones de móvil propio tenes la posibilidad de alquilar un pintoresco bugui que además de ser ecocómicos y tener capacidad para 4 personas te harán vivir el espíritu brasilero en su máxima expresión.

Hay playas para todos los gustos, desde las más agrestes a las más concurridas, con y sin tortugas, con más o menos olas y, una playa nudista.

Buzios, paraíso todo el año

Playa nudista Olho do boy

28 grados es la temperatura promedio de Buzios y según estadísticas tiene 250 días de sol así que, al menos que tengas mucha mala suerte, las probabilidades de que te toque un día nublado son muy pocas. Nosotros estuvimos 7 días y uno fue más radiante que el otro.

En Buzios el sol sale a las 5:30 am y podrán disfrutarlo en todas las playas hasta las 18:00 hs. Los comercios, como los supermercados abren a las 8:00 am y, las tiendas y negocios turísticos generalmente a las 15:00 hs para cerrar muy tarde en la madrugada. Uno puede dar un paseo a altas horas de la noche por Rua das Pedras y se encontrará con las tiendas llenas de turistas comprando.

Buzios, paraíso todo el año

Todas las playas del destino tienen su encanto. Joao Fernández está considerada de las más top, Geriba es la más extensa y de las populares entre los surf y la elite brasilera, Azeda y Azadinha son de mis favoritas, no dejen de ver una atardecer allí, además se llega a ellas por un caminito que bordea el morro que, brinda una visual memorable.

Buzios, paraíso todo el año

Playas Azeda y Azadinha

Buzios, paraíso todo el año

Rumbo a Azeda y Azadinha

Tartarugas es una de las más conocidas por sus cálidas aguas, aunque hay que subir 200 metros de morro para después descender a la playa. Ferradura se lleva todos los créditos si preferimos una playa con exclusivos paradores y si buscas algo más alejado y con importantes olas, Brava es tu lugar.

Buzios ha sido bautizado la Sainz Tropez de Brasil y cuenta con un clima privilegiado para veranear en familia, con amigos o aprovechar la soledad de un viajero aventurero. Es una ciudad pequeña y muy tranquila, ya que gran parte es residencial. Su centro es pequeño por lo que es fácil recorrerlo. Excepto la playa nudista, todas son de acceso gratuito.

Buzios, paraíso todo el año

Combina a la perfección una oferta de lujosos hoteles con hostels y posadas que hacen de que su oferta en alojamiento sea muy variada, con sofisticados restaurantes y bares y, pintorescos paisajes urbanos como naturales que han convertido a Buzios en un destino internacional para todos los bolsillos y gustos.

Buzios, paraíso todo el año

Playa Ferradura

Búzios es bañada por las corrientes marinas de la Antártida y el Ecuador. En consecuencia, el clima es más suave, las aguas muy claras y la vida marina muy rica. Perfecto para los amantes del buceo.

 

Buzios, paraíso todo el año

Buzios es, sin dudas, uno de los destinos más chic de Brasil, o al menos esa es la idea que tenemos los argentinos de la paradisíaca península “fundada” por la icónica Brigitte Bardot o donde  Richard Gere se tomó unos tragos algún verano.

Destino de elite, por sus exclusivos hoteles, restaurantes y bares apuntados directamente al turismo de crucero que llega a las costas de la que en algún momento fue una villa olvidada de pescadores. Allí veranea la elite social carioca y el jet set internacional, claro, pero Buzios es, también un destino por excelencia para mochileros; así que nuestro primer destino encaja a la perfección con el espíritu de este blog, bonvivant para todos.

Buzios, paraíso todo el año

Armação de Búzios (su verdadero nombre) pertenece al estado de Río de Janeiro y se encuentra a 180 km de la ciudad con el mismo nombre. Un destino totalmente desconocido hasta los años 60, época en la que  la famosa actriz francesa Brigitte Bardot y su novio brasileño del momento Bob Zaguri (buscando escapar de los paparazzi) se alquilaron una casa en el, por aquel entonces, pueblo de pescadores para disfrutar de sus paradisíacas islas por 4 meses.

Cuando Brigitte regresó a Francia le dijo a la prensa: “En Buzios no había electricidad ni teléfono, ni agua corriente; apenas el mar, el cielo, una casita rústica y dulce, playas doradas e infinitas, y embarcaciones coloridas con las que los habitantes pescaban en el mar abierto” y, desde entonces, no ha dejado de recibir visitantes de todo el mundo, su principal sostén hoy día.

Buzios, paraíso todo el año

¿Cómo llegar?

Los aeropuertos más cercanos a Buzos son los de la ciudad de Cabo Frío a 40 km y el de Río a 180 km. Se puede llegar por mar, en algún crucero o por carretera desde Río, a través del  Ponte Río-Niterói, seguir por la carretera Niterói-Manilha (BR-101) y entrar en la carretera Río Bonito-Araruama (RJ-124); luego ingresar por la vía Amaral Peixoto (RJ-106) en dirección a Macaé; después de Sao Pedro da Aldeia, virar a la derecha siguiendo la Playa Rasa-Búzios.

La mayoría llega por avión. Particularmente cuando compré los tickets, elegí llegar al aeropuerto de Río por los costes y, desde el aeropuerto de Río fui directo a Buzios en un transporte con modalidad “puerta a puerta” llamado 1001. Se puede tomar este servicio con reserva previa o cuando llegues al aeropuerto (dependiendo de en qué temporada viajes). El ticket Río-Buzios va desde los R$ 60 en adelante (costo que puede variar dependiendo del horario) y, el viaje en tiempo serán unas 4 horas. Un dato importante es que, Yellow Buzios (el hostel donde me hospedé) ofrece el servicio de reserva del transporte desde el aeropuerto de Río a las puertas del hostel.

¿Por qué Buzios?

Las 23 paradisíacas playas de la península te responderán este interrogante. Aguas cristalinas, espesa vegetación, vistas deslumbrantes, extensos días de sol y noches estrelladas hacen del destino un sitio ideal para descansar.

Con mi grupo de viaje hemos recorrido casi todas las playas de Buzios caminando (logramos unos glúteos increibles), si!, caminando, subiendo y bajando esos morros. Pero si no dispones de móvil propio tenes la posibilidad de alquilar un pintoresco bugui que además de ser ecocómicos y tener capacidad para 4 personas te harán vivir el espíritu brasilero en su máxima expresión.

Hay playas para todos los gustos, desde las más agrestes a las más concurridas, con y sin tortugas, con más o menos olas y, una playa nudista.

Buzios, paraíso todo el año

Playa nudista Olho do boy

28 grados es la temperatura promedio de Buzios y según estadísticas tiene 250 días de sol así que, al menos que tengas mucha mala suerte, las probabilidades de que te toque un día nublado son muy pocas. Nosotros estuvimos 7 días y uno fue más radiante que el otro.

En Buzios el sol sale a las 5:30 am y podrán disfrutarlo en todas las playas hasta las 18:00 hs. Los comercios, como los supermercados abren a las 8:00 am y, las tiendas y negocios turísticos generalmente a las 15:00 hs para cerrar muy tarde en la madrugada. Uno puede dar un paseo a altas horas de la noche por Rua das Pedras y se encontrará con las tiendas llenas de turistas comprando.

Buzios, paraíso todo el año

Todas las playas del destino tienen su encanto. Joao Fernández está considerada de las más top, Geriba es la más extensa y de las populares entre los surf y la elite brasilera, Azeda y Azadinha son de mis favoritas, no dejen de ver una atardecer allí, además se llega a ellas por un caminito que bordea el morro que, brinda una visual memorable.

Buzios, paraíso todo el año

Playas Azeda y Azadinha

Buzios, paraíso todo el año

Rumbo a Azeda y Azadinha

Tartarugas es una de las más conocidas por sus cálidas aguas, aunque hay que subir 200 metros de morro para después descender a la playa. Ferradura se lleva todos los créditos si preferimos una playa con exclusivos paradores y si buscas algo más alejado y con importantes olas, Brava es tu lugar.

Buzios ha sido bautizado la Sainz Tropez de Brasil y cuenta con un clima privilegiado para veranear en familia, con amigos o aprovechar la soledad de un viajero aventurero. Es una ciudad pequeña y muy tranquila, ya que gran parte es residencial. Su centro es pequeño por lo que es fácil recorrerlo. Excepto la playa nudista, todas son de acceso gratuito.

Buzios, paraíso todo el año

Combina a la perfección una oferta de lujosos hoteles con hostels y posadas que hacen de que su oferta en alojamiento sea muy variada, con sofisticados restaurantes y bares y, pintorescos paisajes urbanos como naturales que han convertido a Buzios en un destino internacional para todos los bolsillos y gustos.

Buzios, paraíso todo el año

Playa Ferradura

Búzios es bañada por las corrientes marinas de la Antártida y el Ecuador. En consecuencia, el clima es más suave, las aguas muy claras y la vida marina muy rica. Perfecto para los amantes del buceo.