Archivo de septiembre de 2018

Por: Sandra Rodríguez

La Gran Época, México

A01060657

Venecia (Foto: National Geographic)

Venecia, hermosa ciudad italiana, evoca la belleza, la elegancia, la opulencia, el poder de sus días de ciudad estado, potencia del Mediterráneo. Sus canales y palacios, sus puentes y estrechas callejuelas a lo largo de los canales, la plaza de San Marcos y las góndolas; una imagen por la que miles de personas suspiran y visitan esta ciudad de ensueño, pero el sueño se ha convertido en una verdadera pesadilla para los venecianos.

Los turistas llegan en enormes grupos todo el año como si estuvieran invadiendo la ciudad, no se puede caminar por los puentes y las escaleras, el estado de muchas casas en el centro es ruinoso y muchos dueños se rehúsan a alquilarle a un conciudadano con un contrato porque alquilarles a los turistas da más dinero por menos tiempo, lo que implica el desplazamiento de los lugareños, el cierre de tiendas tradicionales, mercados y restaurantes para locales. La vida de barrio muere rápidamente.

Ahora muchas casas son refaccionadas y se alquilan solo para turistas, un negocio redondo y en auge, pero los venecianos que no tienen casa propia tienen serios problemas. El portero Mateo Zecchi cuenta que nadie quiere alquilarle a un veneciano, su situación es complicada porque su contrato vencerá pronto y no puede encontrar una nueva casa. Los alquileres son muy caros para los locales y los turistas no tienen problema en pagar, pues estos apartamentos resultan de todas maneras más baratos que un hotel convencional.

El buen negocio para unos es la ruina para muchos. Con esta nueva dinámica de bienes raíces se generan problemas porque no hay normativas. El profesor de economía Guisseppe Tattara explica en un documental de la Deutsche Welle que debido a esta práctica se generan muchas ganancias ilegales pues muchas veces, por ejemplo, los turistas no exigen factura y por lo tanto, no se recaudan los impuestos, un dolor de cabeza para la administración que encara una deuda cada vez más grande. Tattara afirma: “Si usted apuesta a la ética o la moral pierde”.

La especulación y los alquileres ilegales han puesto en tela de juicio la falta de leyes y el pulso suave de los políticos. La administración de la ciudad asegura que es difícil llegar a acuerdos que beneficien a todos, pero los venecianos alegan que la misma municipalidad participa de este mercado de bienes raíces y del turismo desenfrenado apropiándose de ganancias de forma privada y beneficiando solo a los inversores y dueños de cadenas hoteleras y de cruceros.

Muchos venecianos deciden con resignación abandonar su ciudad porque la vida cada vez es más cara; todo llega a las islas en barco y esto lo encarece todo. Por otro lado, los inversores invaden cada parte del centro de la ciudad, desplazando a los lugareños. Ya no hay panaderías, ni correos, ni tiendas o mini mercados, solo tiendas de recuerdos baratos y cafés para turistas.

En Venecia, Airbnb no regula la oferta de apartamentos aludiendo que ellos no pueden hacerlo porque es asunto del gobierno, sin embargo, la municipalidad argumenta que debe negociar con ellos y no saben a ciencia cierta cómo regular la oferta desmesurada de apartamentos turísticos. En teoría, con Airbnb, dueños particulares ofrecen un apartamento propio o una habitación en su casa a otro particular, pero hay gente hasta con 90 apartamentos en oferta en la aplicación. ¿Dónde está el control? ¿Es esto un negocio de personas particulares?

También hay campañas por parte de ciudadanos que quieren proteger Venecia de los desmanes y la falta de consideración de turistas irrespetuosos. Filman a quienes orinan en vía pública, recriminan a quienes comen en la calle, se emborrachan y dejan basura, pero a pesar de los esfuerzos, los turistas siguen burlándose de los venecianos; la última moda es copular en público en los puentes de la ciudad. Los lugareños no saben qué hacer.

Pero no solo los venecianos comunes sobreviven a estos problemas, también la industria turística oficial está sufriendo pérdidas. Los famosos guías con tours gratuitos, son guías ilegales y desplazan a los guías diplomados, les quitan sus trabajos y ganan dinero sin pagar impuestos como lo debe hacer un guía oficial, porque sus tours en realidad no son gratis. Al final de la jornada los turistas deben aportar como mínimo €20 por cabeza. Muchos de ellos no tienen estudios y menos certificación o licencia.

Venecia en peligro: los venecianos no le quieren decir adiós a su ciudad

Los cruceros, o “los monstruos” como los llaman los venecianos. (Foto: National Geographic)

La Iniciativa Ciudadana por la Vivienda Social, ACS, por sus siglas en italiano, denuncia otro grave problema de la bella Venecia: la clase baja y la media no pueden acceder a vivienda no solo por los costos, ni por el desplazamiento que ejerce el turismo, sino porque también la municipalidad prefiere clausurar y abandonar domicilios, antes que ofrecerlos como alternativa de vivienda social para familias necesitadas, que en este caso, son todas aquellas que no poseen casa propia.

Hay casas abandonadas por años y nadie puede habitarlas, aunque son de interés social. La municipalidad destruye baños y cocinas de estos domicilios para que la gente no pueda habitarlas. Sin embargo, varios ciudadanos deciden tomar ilegalmente estas casas para poder tener un techo, no tienen más alternativas. Los alquileres sobrepasan los €900 por solo 50 metros cuadrados. La ACS ayuda a familias que toman las casas y pagan los arreglos de su bolsillo.

Los desalojos son una realidad, pero los vecinos no lo permiten, se organizan y no dejan que estas familias se vayan. Con la ACS estas personas pagan un alquiler simbólico, pero de todos modos cada día 6 familias son desalojadas al día, muchas veces voluntariamente porque la carga emocional es muy fuerte y prefieren desistir.

Otra pesadilla son los cruceros. Los venecianos los llaman “los monstruos”. Por los barcos enormes se tienen muchos problemas graves tales como el hundimiento de la ciudad porque su peso y la fuerza que ejercen con el agua desplazada hacen que los cimientos de la ciudad se debiliten. Por otro lado, la contaminación por los gases de escape sobrepasa las 5 mil unidades al día. Los niveles de dióxido de azufre son muy peligrosos no solo para la gente, sino también para los monumentos. No obstante, no hay regulación, es más barato matar una persona, asegura un investigador alemán.

Venecia en peligro: los venecianos no le quieren decir adiós a su ciudad

Venecia. (Foto: National Geographic)

Los activistas y los ciudadanos denuncian que estos mega centros comerciales no benefician a la ciudad, una empresa turca se queda con todas las ganancias. La mecánica funciona así: una empresa estatal italiana funda una firma privada en manos de extranjeros. Conclusión: el dinero nunca llega a Venecia.

Estas personas están en alerta y piden activamente a los cruceros que se vayan, que no los quieren, ni los necesitan. Con pequeñas lanchas se aproximan a los “monstruos” y echan a los turistas. La policía los reprime, pero los mismos ciudadanos, un 98 por ciento, no quieren más cruceros, ni más turistas de borracheras.

“Destruyen nuestra ciudad y nuestras obras de arte, no los queremos aquí. ¡Váyanse y no vuelvan!” así reciben los venecianos a un crucero. Aquí cabe preguntar, ¿quién se beneficia de esta hecatombe social? ¿Por qué la municipalidad no regula, ni hace nada? ¿El dinero, la especulación de los bienes raíces, el consumo en masa pueden acaso condenar nuestro legado impunemente, mientras la gente no puede vivir en su propia ciudad? Debemos recapacitar y cambiar estas prácticas de masas que nos llevarán a la catástrofe.

Tras mucha reflexión e indecisión finalmente decidí aventurarme por un par de horas a TAIPEI. La historia es que yo tenía que pasar la mañana en KEELUNG, en el norte de Taiwán. Decidí probar y ver Taipei. Al ser un viaje relámpago lo dejaré en la categoría Viaje express ya que :

– No pude ver mucho y queda mucho por descubrir lo que hace que NO lo considere una guía de viaje de Taipei.

– Es solamente recomendable si vas a estar un par de horas en la ciudad  o tu crucero hace escala en Keelung y decides aventurarte.

–  Tienes una escala de un par de horas en el aeropuerto de Taipei.

07966235-3D6C-4347-9D76-0242F257E55E

Teatro nacional en la Plaza del Memorial

Ese es la Ruta que Seguí:

1- Ir de Keelung a Taipei.

2-Taipei 101

3- Montana del Elefante

4 la Plaza del Memorial

5-Templo Lungshan y mercadito

6-City hall

7- Vueltas a Keelung.

CUATRO HORAS EN TAIPEI

La libélula en Taipei

Considerando que llegue a Taipei a las 9:30 y me fui a las 13:30, este fue el recorrido de esas 4horas. Prepara tus alas, que cuando digo viaje express, me
visualizo literalmente como una libélula volando a toda pastilla!!!

  1. DE KEELUNG A TAIPEI:

Bueno pues empecemos por el principio. Ir de Keelung a Taipei no es nada complicado y muy barato. Tienes la opción del tren, del bus o incluso del taxi. Se tarda entre 30-45 minutos según lo que elijas (servicio express o no). En todo caso, para el bus y el tren hay uno cada 20minutos o incluso cada diez para el bus si es horario punta. Así que cogí el bus desde la estación de autobuses. Se compra el billete en la taquilla (se puede elegir ida y vuelta). El billete cuesta unos 44NTD y el bus es el número 1800 ( el que te deja cerca Del City Hall y Torre Taipei 101).  Hay otro bus que te llevará a la otra estación  localizada en el casco antiguo. Si eliges el taxi, serán unos 600NT$ (Insiste para que pongan el taxímetro, ya que muchos taxistas directamente te piden 1000NT$).

¿Qué decir del bus?

Es súper rápido, cómodo, puedes cargar tu móvil si tienes un cable USB y tiene Wifi gratis muy rápido. En horario de la mañana los autobuses se llenan muy rápidamente y a lo mejor te toca hacer cola unos diez minutos.

Ojo: Los andenes de la estación de buses no tienen apenas sombras. Llévate gorra/sombrero/paraguas.  Truquito:  la gente es muy silenciosa en el autobús les molesta bastante si hablas alto o te ríes.  Después de 30 minutos más o menos ,anunciaran las paradas. Llegarás en la Parada New dailies: es la Segunda viniendo de Keelung. Bájate y cruza la avenida. En frente tendrás el City hall y por supuesto el enorme y majestuoso Taipei 101.

2-Taipei 101

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Torre Taipei 101

Es la octava torre más alta del mundo y aunque no te apasione la arquitectura es impresionante de ver. Tiene 106 plantas (101 sobre el suelo y 5 subterráneas), su construcción empezó en 1999. Es muy imponente y la verdad da incluso mucho que pensar ya que se encuentra en una zona con altos riesgos sísmicos. Aun así ahi permanece intacta y reluciente.

 Cuando llegues a su entrada puedes subirte al mirador. El ascensor es el más rápido del mundo. El mirador está abierto de 09:00 a 22:00 y la entrada cuesta unos 600NT$ (unos 16 euros). Yo personalmente al tener poco tiempo, no subí. Tenía otro plan en mente donde ver la ciudad desde arriba y por lo tanto incluir en las vistas el 101. Así que seguí la avenida hasta el final ( “Xiangshan” es la ultima parada de metro de la línea Roja, la salida es la número 2  ) y llegue a un parque. Lo bordeas y al final del parque empieza el camino del “Elephant Mountain”.

3-La Montana del Elefante o ” Xiangshan Hiking Trail”

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Entrada de la Ruta

Desde ahí tendrás sin duda la mejor vista de la ciudad…pero eso se paga, y no precisamente con dinero, sino con sudor. La entrada es gratis, pero la ruta es dura…muy dura. Básicamente son unos 800 escalones, que te suben a la cima de una montana frente al 101 y las vistas son espectaculares. Trata de ir definitivamente por la tarde ya que el sol castiga mucho (pocas zonas de sombra) y el ascenso es muy duro. ESo si te aviso que el sitio es muy popular.

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Si sonrio es porque acabo de empezar el ascenso.

IMPRECINDIBLE: una botella de agua y una toallita para secarte el sudor. No dejes de ponerte anti mosquitos antes de subir. Si te dejas la botella de agua, una señora mayor a la izquierda de la entrada (al lado del templo) instala una mesa y vende las botellas frescas a 100NT$. No subí hasta arriba del todo por falta de tiempo pero mas o menos hice un cuarto de la subida. Llegar hasta arriba puede costarte entre 20 y 40 minutos según el camino que cojas (hay dos, ambos con muchos escalones). Insisto, las vistas son impresionantes al tener la ciudad a tus pies. Mira:

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Vistas del Taipei 101 desde el primer mirador

4 Salón conmemorativo de Chiang Kai-Shek

Desde la montana del Elefante, una vez tomadas un par de foto, vuelve a la avenida principal donde puedes coger el metro de la línea Roja Xiangshan (salida 2) y bajas en la parada de metro “Chiang Kai-Shek Memorial Hall”. El billete cuesta unos 25NT$ y es super rápido, te diría que en unos 10 minutos estás.  El metro es muy fácil de entender, rápido y limpio. Una cosita a tomar en cuenta: los chicles no están permitidos en el metro. Podrías llevarte una multa. Por cierto escupir también está prohibido. Si ya has estado en Asía, sabrás porque lo comento ya que es una práctica tan común como desagradable.  Te dejo aquí el enlace del metro de Taipei

Volviendo a la plaza del Memorial….es espectacular, tendrás delante tres edificios inmensos y preciosos: Teatro, salón de concierto nacional y Memorial con estatua de Chiang Kai-Shek, ex-presidente de Taiwan. El cambio de guardia se realiza cada hora punta de 09:00 a 17:00 (incluidos). Toma tu tiempo admirando la grandeza de este sitio.

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Estatua del presidente con su guardia

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Vistas del memorial

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Memorial

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Sala de conciertos

Saliendo del recinto, verás la puerta de la “Gran centralidad y Honradez perfecta” inmensa e imponente y una rotonda desde donde podrás ver el edificio presidencial. Estos días (Septiembre 2018) está lleno de andamios y no se puede realmente ver ni apreciar bien la arquitectura del edificio.CUATRO HORAS EN TAIPEI

5-Templo Lungshan y mercadito:

Al tener ya poco tiempo por delante, decidí agilizar y coger un taxi hasta el siguiente punto. Me costó 175NT$ ( Casi 5 euros) y llegue al templo en 7 minutos. Si vas sobrado de tiempo, puedes coger el metro por ejemplo la línea verde hasta “Ximen” y ahí cambiar con la azul hasta “Longshan temple Station“.

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Entrada del templo donde me dejó el taxi.

El templo Longshan está situado en el distrito de Manka y fue construidos por los colonos chinos en el siglo XVIII.  El templo fue nombrado así en honor al templo original en Jinjiang (China) y sus seguidores, al llegar a Taipei, construyeron este templo originalmente budista pero que a lo largo de los anos ha ido anadiendo figuras para dioses del Taoísmo. Al ser destruidos otros templos de la zona a lo largo de la historia , se añadieron más estatuas de los antiguos templos.

CUATRO HORAS EN TAIPEI

El templo LongShan

El resultado es un templo en medio de unos edificios pero lleno de vida y movimientos. El templo fue bombardeado en la segunda guerra mundial (junio 1945) destrozando gran parte del edificio salvo la estatua central del Guan-Yin, añadiendo entonces más fuerza al sentimiento de protección religiosa.

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Encendedor de incienso

Resulta tan llamativo ver como los taiwaneses viven su espiritualidad con tanta normalidad y tolerancia. El templo está muy ocupado. Verás gente joven, mayores, monjes, empresarios trajeados. Las ofrendas son frescas y coloridas, y hay colas para rezar.  Personalmente sentí como me entrometía en algo muy privado, y no me encontré a gusto paseándome entre ellos mientras rezaban con tanta entrega. Pienso que es un espacio que hay que respetar y quizás te diría de ser lo mas discreto posible sobre todo a la hora de tomar unas fotos.

En la entrada verás una cascada para limpiar y purificar tu mente y espíritu. En la salida hay una tienda de amuleto (muy concurrida). Si bajas por la parada de metro (línea azul en frente del templo), encontrarás muchísimas tiendas de amuletos y objetos religiosos y decorativos…madera, perlas, lazos, estatua de bronce y oro….

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Cascada a la entrada del templo

Alrededor del templo hay muchas tiendas y mercadillos donde puedes rebuscar y encontrar cosas originales. Como siempre en Taiwan, verás que la gente disfruta mucho comiendo en la calle, por lo que es muy fácil encontrar comida barata y rapida en muchos puestos. Si te tengo que recomendar algo sería la sopa. Hay miles de tipos de sopas en Taiwan, pero en general todas son muy sabrosas.

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Máquina para leer la mano en la entrada del metro

6-City hall

La vuelta al City hall es muy sencilla como todo en Taipei. Coges el metro, línea Azul hasta la parada City Hall. Ahí está la estación de autobús. Es tan bonita tan bonita que es muy probable que tardes un buen rato hasta encontrarla. Desde fuera parece un centro comercial, así que aunque pienses que vas a encontrarte una tienda Chanel, serán unos andenes. Métete dentro, y vuelves a coger el Bus hasta Keelung. El 1800 tal como en la ida.

7- Vueltas a Keelung.

El autobús tardó 25 minutos. Seguíamos con aire acondicionado y Wifi muy rápido. Super cómodo. Te dejará en el mismo puerto de Keelung.

CUATRO HORAS EN TAIPEI

Puerto de Keelung

OJO: El bus tiene un sistema que cuando el conductor se pasa de la velocidad pita. Por lo tanto, te aconsejo si eres una persona nerviosa, no sentarte en las primeras filas del autobús ya que el constante pitidos puede resultar molesto si el viaje es largo.

TRUCOS:

Hay varias cositas que te recomiendo:

  • Echa un vistazo a la página de Youbike. Son puestos de alquiler de Bici y hay varias estaciones a lo largo de la ciudad.
  • Si vienes de Keelung, verás que ahí los templos son mucho más imponentes que el de Lungshan. Aun así resulta interesante verlo al ser un sitio de interés turístico e historíco en Taipei. Lo recomiendo más por su ambiente que por el templo en sí. En mi caso me impactaron mucho más los de Keelung.
  • Los taxistas no hablan inglés, así que agradecerán si les enseñas en un papel donde quieres ir. Si te da un poco de miedo ir a la aventura, cuando estés en la estación de autobuses en Keelung, le puedes pedir a la señora de la taquilla que te prepare un papel donde ponga ” hola, quisiera ir a…..” y así lo puedes enseñar. En cuanto a la calle, la gente joven generalmente habla bien inglés.
  • Usa el Google Trip o bajate el mapa del metro de Keelung te vendrá super bien para desenvolverte por la ciudad.
  • El cambio a día de hoy está así: 1NT$/ 0,028 Euros y 1NT$/0,033$. Verás que Taipei no es una ciudad cara.
CUATRO HORAS EN TAIPEI

Vistas del Memorial Park

Definitivamente te recomiendo la escapada a Taipei si estás en Keelung. Es una ciudad muy viva y muy divertida. No te la pierdas. Cualquier cosa no dudes en comentar o preguntar. Y ya sabes….A volar!